¿Qué son los sellos de lacre?

Son sellos que se utilizan desde tiempos inmemoriales para cerrar la correspondencia, utilizando cera caliente que luego se seca y queda dura. En MLC shop los hemos rescatado, modernizado para que tengan diseños molones (nada de iniciales clásicas), y usamos ceras de colores llamativos.

Verás que, además de los sellos, hay a la venta varios complementos:

  • Barras de lacre: lo más clásico.
  • Minilacres: facilitan el trabajo y se usan por unidades
  • Cuchara de lacre: facilitan la tarea con las barras, y son imprescindibles con los minilacres.

Cuando realices tu compra, recibirás un papelito con las instrucciones de uso. También puedes descargarlo aquí.

¿haces sellos personalizados?

Sí, pero solo en ediciones limitadas y en momentos concretos. Es decir, abro el plazo para recibir los distintos pedidos, y cuando se llene el cupo (no acepto muchos encargos cada vez), lo cierro. En el anuncio del sello personalizado encontrarás toda la información.

¿cuánta cera necesito?

Depende del sistema que utilices.

Si derrites barra directamente con un mechero, entonces tendrás que calcular hasta que haya cera más o menos del tamaño de una nuez.

Si derrites barra con una cuchara, hasta que ésta se llene.

Si utilizas minilacres, con 3 bastará para conseguir un lacre bonito. Incluso con 2,5 podrás hacerlo. Los sellos pequeños, de 2cm, solo necesitarán dos minilacres.

Un truco: si usas cuchara y siempre empleas la cera del mismo color, no la limpies. Los restos de cera te permitirán ahorrar un poco y así tendrás que usar menos. Si no limpias la cuchara, entonces solo necesitarás dos minilacres para un sello grande, y uno para un sello pequeño.

¿entonces cómo se utilizan?

Como digo, con tu compra recibirás instrucciones y pautas para hacerlo. A continuación voy a resolver algunas dudas y problemas con los que te puedes encontrar durante su uso.

– La cera hace burbujas
Eso es porque está demasiado caliente. Sopla un poco o deja enfriar unos segundos antes de colocarla sobre la superficie a sellar.

– La cera queda arrugada
Otro síntoma de que la cera está demasiado caliente.

– No se ve el sello cuando lo retiro
La cera estaba demasiado caliente al echarla, y además lo has retirado antes de tiempo. Para saber si ya está totalmente seco, puedes tocar un poco con el dedo alguna de las partes que han rebasado el sello. Si se marca tu yema, aún no está frío del todo.

También puede ser que hayas dejado la cera enfriar demasiado. En ese caso, tendrás que ejercer más presión a la hora de colocar el sello.

– No se notan los detalles del dibujo
En sellos con muchos detalles, es conveniente dejar enfriar la cera un poco, y luego aplicar el sello con más presión o fuerza. Así se marcarán mucho mejor.

– El sello tiene polvo / pelo / suciedad
La cera absorbe cualquier tipo de suciedad que haya en el ambiente, en la mesa o en los lacres antes de utilizarlos. Limpia todo con un trapo seco antes de usarlo para evitar que esto pase.

– La cuchara se ha quemado por debajo
No pasa nada, esto ocurre cuando se acerca demasiado al fuego. Si te has dado cuenta nada más ocurrir, puedes limpiarlo con un trapo.

Si ya es demasiado tarde, no te preocupes que no afectará en nada a tus lacres. Las mías están negras, por si te sirve de consuelo 😉

– Los lacres no me quedan bonitos
Es posible que la primera vez no te quede tan bonito como te gustaría. Aconsejo que la primera vez lo uses sobre una superficie plana, como un sobre o un folio, y no empieces sobre cordel, ya que es una superficie más difícil.

– No se queda el círculo perfecto de cera.
Parte del encanto del lacre es que cada uno queda diferente. A mí personalmente me gusta que no queden perfectos, porque se nota más que son “handmade”.

Si quieres que se quede perfecto por todas partes, deberás añadir más cera.